Antzar-eguna ‘día de gansos’

Antzar-eguna
Antzar-eguna. Lekeitio (Bizkaia), 1995. José Ignacio García Muñoz.

San Roque y san Antolín compartieron patronazgo en la villa costera vizcaina de Lekeitio hasta el siglo XVIII, cuando el papado pidió que se redujeran las fiestas y un sorteo inclinó la balanza a favor del segundo. La conmemoración del santo patrono es el 2 de septiembre y, entre las numerosas actividades organizadas durante las diversas jornadas festivas, el acto más popular es el conocido como antzar-jokoa ‘juego del ganso’, que tiene lugar el día 5 del citado mes, precisamente ayer.

Se coloca una cuerda en medio del puerto con un ganso cubierto de grasa colgando de ella. Las cuadrillas van pasando en txalupas hasta situarse bajo el ganso, momento en el que uno de los participantes trata de agarrarse al animal. Desde el muelle varios jóvenes tiran con fuerza de un extremo de la cuerda y seguidamente la aflojan, haciendo que el competidor suba y baje con celeridad. Gana quien consiga el mayor número de alzadas y se apropie de la cabeza del ave.

La fiesta se inicia a mediodía con la pesada de los intervinientes y el sorteo del orden en que van a desfilar las embarcaciones; y el juego se celebra por la tarde.

Antzar-jokoa
Antzar-jokoa. Lekeitio (Bizkaia), 1995. José Ignacio García Muñoz.

Eran únicamente marineros locales, alrededor de una docena de ellos, quienes tomaban parte en el juego antaño, en tanto que hoy la participación está abierta a todas, desde 1978, y todos, si bien los vecinos de la villa siguen teniendo preferencia. En los últimos tiempos vienen participando más de 80 cuadrillas anualmente y la tradición del día de gansos se ha convertido en un espectáculo de masas.

Antiguamente se jugaba con animales vivos. En 1922 se prohibieron, siendo sustituidos por una especie de pelota. No gustó el cambio y se echó mano de gansos muertos, pero eso tampoco satisfizo, así que se volvió al sistema primitivo de aves vivas. En el decenio de 1960 se recurrió de nuevo a los gansos muertos, y en la década siguiente retornaron los vivos, hasta que en 1986 se prohibió definitivamente el uso de animales vivos. En 2006 se utilizaron gansos de goma por vez primera, y desde entonces cada cuadrilla elige si servirse de aves previamente sacrificadas o de goma.

Se juega además a la cucaña, que consiste en caminar por un mástil bien embadurnado de grasa y fijado horizontalmente a cierta distancia de la superficie del agua, tratando de alcanzar una ikurriña atada a la punta.

El juego del ganso se practica también en otras localidades vascas; no obstante, es en Lekeitio donde tiene mayor implantación y renombre.

Segundo Oar-Arteta – Etniker Bizkaia – Grupos Etniker Euskalerria

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .