Banda marrón, río marrón

Pinar afectado por la enfermedad. Sergio Fernández
Pinar afectado por la enfermedad. Sergio Fernández.

A lo largo del siglo XX se produjo una transformación drástica del paisaje vizcaino y guipuzcoano. Nuestros montes se fueron cubriendo de pino insignis o radiata (Pinus radiata) originario de los Estados Unidos de América. Las razones de tal transformación son complejas y están ligadas a procesos de privatización de los montes, a una visión economicista de estos y sobre todo al abandono de la actividad rural. El pino vino a ocupar un ámbito que estaba perdiendo su función tradicional y además generaba pingües beneficios, no en vano comenzó a conocerse como el ‘oro verde’.

Pero ahora todas las alarmas se han disparado. El hongo Lecanosticta acicola, responsable de la enfermedad de la ‘banda marrón’, está causando estragos en las plantaciones de pino, que constituyen un monocultivo. Aunque su efecto se ha dejado ver durante los últimos tiempos, en la primavera del pasado año el brote fue más virulento, por lo que todo el mundo ha estado a la espera de un invierno duro que ayude a frenar la enfermedad, a falta de medidas realmente efectivas para erradicarlo.

Se presenta pues un nuevo panorama en el que el pino radiata o insigne dejará de ser la especie por antonomasia del sector forestal en Bizkaia. La cuestión está en qué especies se plantarán ahora, y todo el mundo mira de reojo al eucalipto, pudiéndonos convertir en una segunda Galicia, como si no hubiéramos visto las barbas de nuestro vecino pelar. Las discusiones al respecto son interminables.

Vías de saca. Luis Manuel Peña
Vías de saca. Luis Manuel Peña. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

Lo que menos se discute es el sector maderero en sí, el modo de explotación, que parece que ha de seguir como hasta ahora per secula. Un sector totalmente basado en una maquinaria pensada para las llanuras finlandesas, donde vehículos de treinta y cuarenta toneladas se mueven sin apenas afectar a los arenosos suelos que allí tienen. Aquí, sin embargo, además de fuertes pendientes, tenemos suelos muy arcillosos, pero como el progreso pasa por utilizar maquinaria cada vez más sofisticada, procesadoras, cosechadoras, skidders y autocargadores son los encargados de realizar los ‘aprovechamientos madereros’. ¿Cómo se adapta la maquinaria pensada para las llanuras a las pendientes? Pues haciendo llanuras en las pendientes. Con una densidad de pistas y vías de saca de madera tal que no queda un metro cuadrado sin intervenir, generando unas pérdidas desastrosas de suelo fértil y ‘chocolateando’ los ríos.

Cambiaremos pino por eucalipto, pasaremos de turnos de corta de treinta y cinco años a otros de doce, por lo que tendremos cada vez más maquinaria en el monte. Aunque no se planten eucaliptos, será necesario retirar la enorme cantidad de madera afectada por la enfermedad, por lo que habrá mucha maquinaria en el monte igualmente. La única consecuencia segura de la banda marrón será que tendremos ríos marrones.

Sergio Fernández – carrantia.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .