Espantapájaros

Espantapájaros. Azkoitia (Gipuzkoa), 2018. Idoia Tolosa
Espantapájaros. Azkoitia (Gipuzkoa), 2018. Idoia Tolosa. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

Como protección de cosechas y frutos se han solido colocar en los sembrados, viñedos y frutales espantajos con figura humana de elaboración doméstica, que en los últimos tiempos en parte han sido sustituidos por otros artilugios. Se ponían preferentemente en heredades de trigo y maíz, sin excluir las plantaciones de cebollas, cuando son brotes, de nabos destinados a semilla, y de habas y guisantes cuando granan. Si la heredad es grande hay que instalar varios muñecos. Para las cosechas se emplazan en junio y para los viñedos en septiembre; en los frutales, cuando los frutos están en sazón, sobre todo en los cerezos. El término utilizado comúnmente para designarlos en castellano es espantapájaros, y en euskera, se les llama txorimaloak, txori-jagoleak o kusoak, entre otros.

Los pájaros más dañinos son los gorriones (se les conoce como artatxoriak ‘pájaros del maíz’, además de por otros nombres), mirlos, cuervos, grajos, arrendajos y urracas.

Txori-jagolea. Muxika (Bizkaia), 2016. Segundo Oar-Arteta
Txori-jagolea. Muxika (Bizkaia), 2016. Segundo Oar-Arteta. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

El espantajo se confecciona con trapos o vestidos viejos llenos de hierba o de paja sostenido tieso por un palo vertical hincado en el terreno, otro horizontal para simular los brazos y una gavilla para la cabeza, a veces cubierta por un sombrero o pañuelo. Ha sido frecuente revestirlo con indumentaria de hombre, y también de mujer.

Ha habido múltiples métodos para tratar de ahuyentar a los pájaros, pero nuestros informantes reconocen que no resulta sencillo engañar o disuadir a las aves, porque fácilmente se percatan del engaño e insisten en su cometido.

En algunos lugares se ha recurrido también a molinetes puestos en lo alto de una estaca vertical movidos por el viento. Consistían en unas hélices de madera que al moverse tropezaban con una hojalata. Se han solido colocar asimismo cuervos y urracas muertos clavados en las puntas de unos palos fijos en la tierra o una patata con plumas simulando un pájaro. En Liginaga (Zuberoa), para proteger a las gallinas del gavilán, antaño se colocaba una hoz con el corte hacia arriba.

Con el tiempo, además de los tipos de espantapájaros citados, se han confeccionado con materiales más modernos figuras un tanto sofisticadas, como maniquís. También es antiguo y muy extendido el método de colocar botes metálicos o botellas que se agitan con el viento o cristales y espejos que producen destellos, incluso bolsas de plástico que se mueven con el aire. Más tarde se ha estilado colgar cintas de casetes y discos CD o DVD.

Los árboles frutales, sobre todo cuando la fruta está madura, se han solido proteger y se sigue haciéndolo con redes tupidas. Son muchos los que señalan que el único sistema eficaz es la escopeta.

Segundo Oar-Arteta – Etniker Bizkaia – Grupos Etniker Euskalerria

Para más información puede consultarse el tomo dedicado a Agricultura del Atlas Etnográfico de Vasconia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .