A propósito de los juegos infantiles

Niños de escuela. Zeanuri (Bizkaia), 1913. Fondo Felipe Manterola. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

Los Grupos Etniker Euskalerria y Labayru Fundazioa publicaron en el año 1993 un extenso volumen dedicado a los juegos infantiles en Vasconia, donde se recogían alrededor del millar de juegos de niños y niñas. La obra tuvo gran acogida en el mundo de la enseñanza y del deporte, lo que llevó a una segunda edición en 2005. Además, debido a la gran información y datos que se facilitaban en torno al mundo lúdico infantil, sirvió de base a otros trabajos, incluso a una tesis doctoral defendida en la Universidad de la Sorbona. Proporcionó también argumentos para guiones que se convirtieron en documentales televisivos.

Para el niño, el juego es una actividad fundamental como señala la sentencia en euskera “Haurrek, haur-lan” (Los niños [deben dedicarse] a su trabajo de niños). Los chicos y chicas se agrupan y establecen entre ellos una estructura jerárquica liderada por el más fuerte o la más hábil. Los juegos rigen sus relaciones mediante normas o costumbres que exigen un aprendizaje y se transmiten unos a otros.

Los juegos, como el resto de las manifestaciones sociales, han sufrido una profunda transformación en los últimos años. En tiempos pasados en los que las labores y funciones de hombres y mujeres estaban marcadamente definidas, ello tenía su reflejo y correspondencia en los juegos infantiles y por tanto los había exclusivos de niños, por ejemplo los que requerían fuerza, en tanto que las niñas optaban por juegos de habilidad. Hoy día la diferenciación sexual en los juegos es menor, en parte por influencia de la escuela mixta.

Otro aspecto a destacar era la estacionalidad de los juegos. Los había invernales que se practicaban a cubierto mientras que en el verano eran más frecuentes los que se llevaban a cabo al aire libre, en contacto con la naturaleza. Ahora esta situación es menos acusada. Por otra parte la televisión absorbe en buena medida el tiempo destinado antiguamente a los juegos.

Niños jugando con móviles, 2014. Ane Agirre. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

Dos facetas destacaría a la hora de definir los juegos infantiles de antaño y los de hoy día. La primera, que en el siglo pasado y hasta hace bien poco tiempo muchos de ellos se practicaban en grupo mientras que ahora son más individuales. La segunda hace referencia a que antes los juegos reproducían a menudo los roles sociales de las personas mayores y por consiguiente las diferencias de sexo eran más marcadas. Los ordenadores, las tabletas y los teléfonos inteligentes han sido determinantes en la nueva situación y han influido decisivamente en el individualismo, asexuación y universalización de los juegos.

¿Es aventurado pensar que los juegos estuvieron hasta tiempos recientes inspirados en los modelos de nuestros mayores y que más adelante nos conducirían a comportarnos como ellos, en tanto que ahora son los propios adolescentes quienes ‘crean’ los juegos y que sus hábitos y comportamientos influyen en los mayores?

Segundo Oar-Arteta – Etniker Bizkaia – Grupos Etniker Euskalerria

Para más información puede consultarse el tomo dedicado a Juegos Infantiles del Atlas Etnográfico de Vasconia.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .